Teletrabajar fuera de casa, la tendencia que arrasa entre los emprendedores

Categorías: Emprendedores,Home

Salir a teletrabajar fuera de casa puede parecer algo contrario a la filosofía del trabajo desde casa, pero lo cierto es que esta tendencia se vuelve cada día más popular tanto entre los emprendedores como entre los asalariados que están trabajando en remoto. Y el fenómeno podría crecer todavía más cuándo pase la pandemia.

Aunque para muchos poder trabajar desde su domicilio es un sueño hecho realidad, y cada hay más freelances que escogen su casa como el centro de operaciones de su actividad profesional, no podemos pasar por alto que esto tiene importantes riesgos tanto a nivel físico como a nivel psicológico.

Es por ello que en los últimos meses se ha disparado la demanda de puestos en los centros de coworking. Y conseguir un espacio para trabajar fuera de casa se está convirtiendo en un problema, porque debido a las restricciones de aforo este tipo de centros no pueden funcionar al 100%.

LOS RIESGOS DE TELETRABAJAR PARA LOS EMPRENDEDORES

Si cada vez más personas se deciden a teletrabajar fuera de casa es porque no todo el mundo cuenta con un espacio adecuado en su hogar ni con el ambiente que sería conveniente para poder concentrarse en la tarea.

Lo ideal es contar con un despacho propio bien equipado y con toda la tranquilidad que necesita el emprendedor para centrarse en lo que está haciendo. Pero si la casa es pequeña, o en ella viven más personas, esto puede convertirse en algo muy difícil de conseguir.

A ello hay que sumar que muchos emprendedores trabajan solos. No tienen con ellos a un equipo de personas con las que relacionarse, aunque sea a través de herramientas y apps como Slack y similares. El resultado es que los profesionales acaban por sentirse solos.

Esta soledad del emprendedor puede llevarle a desarrollar sentimientos negativos y a una mentalidad de fracaso, lo cual no es nada bueno para alguien que está intentando sacar adelante un proyecto empresarial.

Además, hay que añadir el hecho de que no siempre se puede disponer de una buena iluminación, una buena conexión a internet o una temperatura adecuada. Esto hace que el día a día del emprendedor se vuelva todavía más difícil.

EL TERCER ESPACIO ES LA NUEVA OFICINA

El concepto de tercer espacio está empezando a popularizarse. Con este nombre se conoce a aquellos lugares en los que se puede trabajar y que son diferentes de la oficina tradicional y del propio domicilio.

Por ejemplo, muchas cafeterías se están convirtiendo cada vez más en un tercer espacio. Ofrecen una buena conexión a internet, y permiten al emprendedor estar rodeado de gente y además poder disfrutar de una buena taza de café.

Debido a la crisis provocada por el coronavirus, algunos hoteles han transformado algunas de sus habitaciones en espacios para trabajar. Los teletrabajadores pueden alquilarlos y estar en un espacio mucho más social, contando a la vez con privacidad cuando lo necesitan.

Pero, sin lugar a dudas, el tercer espacio más elegido para teletrabajar fuera de casa son los espacios de coworking. Allí el emprendedor puede encontrar todo lo que necesita. Un mobiliario ergonómico, una conexión a internet de última generación, climatización perfecta durante todo el año, luz natural y artificial de la máxima calidad, gente con la que relacionarse y hasta espacios para descansar.

WORKATION, MUCHO MÁS QUE TRABAJAR

La demanda de terceros espacios para teletrabajar no para de crecer, y eso ha dado lugar a buenas oportunidades de negocio. Muchos hoteles se han sumado a la tendencia del workation, y ofrecen a los emprendedores la posibilidad de seguir haciendo su trabajo pero en un entorno totalmente diferente al habitual.

La oferta es tan variada que hay opciones para todos los gustos. El emprendedor puede trabajar varios días desde una isla paradisiaca o desde un pequeño pueblo perdido en la montaña. Con la garantía de que siempre va a tener a su disposición espacios diseñados para trabajar con comodidad y una buena conexión a internet.

Cambiar de escenario es una buena forma de ayudar a que la mente se despeje. Precisamente por eso, no son pocos los emprendedores que prefieren no trabajar siempre desde su casa. Si además tienen la oportunidad de conocer sitios nuevos, mucho mejor.

LO BUENO DE TELETRABAJAR FUERA DE CASA

Si este fenómeno se ha hecho tan popular es porque tiene muchos beneficios. Como decíamos antes, cambiar de escenario de trabajo ayuda a la mente a desconectarse de la rutina de siempre, y eso aumenta la motivación y la productividad.

También contribuye a rebajar los niveles de estrés, que ya sabemos que en los emprendedores suelen ser altos, y más en la época actual. Además, según donde se lleve a cabo el trabajo, se puede contribuir también a acabar con el síndrome de la conexión permanente que sufren muchas personas.

Trabajar desde casa tiene muchas cosas buenas, pero también tiene un lado no tan positivo que hay que tener en cuenta. Por eso, si te has decidido a emprender desde tu domicilio, no está de más que busques tu particular tercer lugar.

Podrías alquilar un puesto en un espacio de coworking, buscar una cafetería agradable cerca de casa o incluso un parque. No hace falta que vayas allí todos los días, pero con cambiar de escenario uno o dos días por semana suele ser más que suficiente para acabar con la monotonía. Descubrirás que no eres el único que ha optado por trabajar fuera de casa.

EL COLIVING, LO ÚLTIMO DE LO ÚLTIMO

Si lo que quieres es sumergirte de lleno en tu proyecto, otra opción para ti puede ser el coliving. Se trata en este caso de compartir espacio de trabajo y vivienda con otros emprendedores. Pagas una única cuota mensual y esto incluye la vivienda, el lugar para trabajar y todo tipo de servicios accesorios.

En países como Inglaterra o Estados Unidos este modelo es popular desde hace ya algunos años, pero en España todavía es bastante desconocido. Un fenómeno que llega directo desde Silicon Valley y que es una buena alternativa para quienes quieren orientar su vida al 100% hacia su proyecto emprendedor.

Fuente: Teletrabajar fuera de casa, la tendencia que arrasa entre los emprendedores

Deja una respuesta