Siete claves que debe seguir una startup para obtener financiación

Categorías: Home,Startups

El emprendimiento es un proceso que engloba todas y cada una de las partes de conformar una empresa. Una startup se inicia con la idea, se materializa con la materia prima y se comercializa con mucho esfuerzo y con capital. La terea del emprendedor es ser capaz de aunar todas estas capacidades para poder llegar al final del camino, sin saltarse ninguno de los pasos imprescindibles.

BStartup es la unidad de negocios que Banco Sabadell creó en 2013 para dar un servicio especializado a empresas emergentes. Desde entonces la entidad que preside Josep Oliu ha concedido más de 175 millones de euros en créditos a startups.Cuenta con más de 2.700 usuarios y acompaña al cliente en la financiación, pero también en asesoramiento y en la inversión. Precisamente BStartup de la mano del  cofundador de Startupxplore, Javier Megias, ofrecen las claves de cómo debe de ser una correcta entrevista entre el emprendedor y el inversor, para que pueda materializarse en un acuerdo.

Según Megias estos son los puntos clave en una reunión para que una startup consiga captar el interés de los inversores:

-Ver al inversor como una persona de igual a igual. Es importante no obsesionarse con la persona que tenemos delante y pensar que está ahí para escuchar lo que tenemos que contar. Eso sí, hay que tener en cuenta que el inversor ha experimentado esos procesos en múltiples ocasiones y que ha escuchado muchos proyectos con anterioridad, por tanto, espera que seas capaz de trasmitir la información correcta.

-No intentar contarlo todo. A menudo creemos que tenemos que aprovechar cada segundo de nuestra reunión para contarlo absolutamente todo. Puede ser un error con fatales consecuencias utilizar todo nuestro tiempo para hablar en genérico sobre el proyecto, sin profundizar en ningún aspecto concreto e importante. Al inversor le va a costar seguir el hilo de la historia, ya que no conoce de antemano el proyecto. Es preferible exponer lo que consideramos más importante y dejar el resto para otra ocasión. Así podremos conversar con el inversor de manera más fluida sobre los aspectos generales de nuestra futura empresa. Megias usa como ejemplo una cita. Cuando quedas con alguien no puedes contar toda tu vida el primer día. Se trata de darte a conocer y explicar cómo eres, en rasgos generales. En la próxima ocasión profundizarás más sobre tu entorno.

-Es un negocio, no un producto. Los inversores quieren invertir en negocios que sean capaces de crecer y de expandirse. La presentación tiene que convencer al inversor de que tu pequeña empresa puede llegar a ser algo mucho más grande, por tanto, no debes exponer tu proyecto como un solo producto, sino como algo más grande.

-No somos monologuistas. Eso quiere decir que si nuestra reunión va a durar una hora no debemos estar 55 minutos hablando sin parar. Hay que tragar saliva, respirar y utilizar aproximadamente el 50% del tiempo para exponer nuestro modelo de negocio. El resto del tiempo, la otra mitad, se utilizará para resolver las dudas o preguntas que puedan plantearse. No hay que tener miedo a las cuestiones, de hecho, son muy importantes porque sólo así sabremos que la información necesaria ha llegado a nuestro interlocutor.

-No lo sabemos todo. Lo normal es llevar estudiada al detalle toda la presentación, pero tenemos que ser conscientes de que podemos fallar en algún dato. Megias recomienda no discutir con el inversor. Retendremos el dato e instaremos a la otra persona a debatirlo en la siguiente reunión, cuando lo tengamos contrastado.

-Hay que practicar la reunión. Como ocurre en una entrevista de trabajo, o en una conferencia hay que preparar muy bien la presentación. Es importante saber lo que vamos a decir, calcular el tiempo y ser asertivo. No todos somos iguales, por ello debemos tratar de buscar la empatía de la persona que tenemos delante. Si no estudiamos nuestro producto, a la competencia y el mercado no podremos exponer bien nuestro propio trabajo. Es importante conocer al detalle nuestro producto y también los de nuestra competencia, y tratar de ser riguroso con los datos.

-Hay que estar bien informado. Conocer el ecosistema de los posibles inversores es básico para nuestra futura empresa. El inversor va a ser nuestro compañero en el camino, el que nos va a impulsar y al que debemos toda nuestra confianza. Hay que conocer a los inversores y valorar cuál puede ser el que más nos convenga. Para ello debemos saber quién es, qué hace y en qué proyectos participa

Fuente: Siete claves que debe seguir una startup para obtener financiación

Deja un comentario