Qué es la gamificación y por qué puede mejorar mi empresa

Categorías: Empresas,Home

¿Alguien duda de que es mucho mejor aprender jugando? De hecho, la mayoría de las personas, cuando somos pequeños, crecemos de esta forma. Estos son los cimientos del concepto de gamificación, del que hablaremos en este artículo.

Seguro que recuerdas tu primer coche de juguete, o tu primera muñeca. Cómo jugabas con ellos y todo lo que aprendiste del mundo real relacionándolos con el mismo. Conforme fuiste creciendo, los juegos seguían formando parte de tu vida. Pero no siempre igual. Al igual que nuestra vida, fueron evolucionando.

En la etapa laboral, muchas veces pensamos que debemos dejar atrás los juegos, relacionándolos con aspectos infantiles. Pero nada más lejos de la realidad. Descubre por qué es una buena idea implementar la gamificación en una empresa y ejemplos para llevarla a cabo.

La gamificación a fondo

gamificación a fondo

La gamificación es aquel método que integra diferentes estrategias de juego dentro de ambientes no lúdicos con el objetivo de motivar y amenizar el trabajo de una empresa.

Este concepto nació allá por el año 2008, gracias al auge de la industria de los medios digitales. Se comenzó a implementar en el sector de la enseñanza, pues es bueno que los profesores empleen métodos divertidos para ayudar a sus alumnos en el camino del aprendizaje.

El resultado de estos primeros experimentos fue que se consiguió convertir en una herramienta que favorecía a los alumnos, sí, pero también a los profesores. Enriquecía la enseñanza y también mejoraba los resultados. Así se pensó que era una buena idea extrapolarla a los trabajos de las grandes y pequeñas empresas.

Objetivos que se pretenden conseguir

objetivos

Lo que se pretende al implementar la gamificación en una empresa es motivar a sus empleados a trabajar a través de una forma más divertida. La diversión y el trabajo no tienen por qué ser conceptos reñidos.

Para llevarla a cabo, se sigue un sistema de tres pasos, que comparte con los juegos más tradicionales y que hemos aprendido a lo largo de nuestra vida. Se comienza por explicar la mecánica del juego, para que el usuario se implique; se sigue con el proceso del juego, donde se desarrollará; y por último encontramos los componentes: avatares, puntos, premios, etc.

Los objetivos principales a alcanzar mediante los mismos son básicamente tres. En primer lugar, generar branding, es decir mejorar la imagen de marca de la empresa con una actividad innovadora. En segundo lugar, afianzar el engagement, aportando valor tanto a empleados como a los clientes. Por último, incrementar las ventas.

Fuente: Qué es la gamificación y por qué puede mejorar mi empresa

Deja un comentario