Los 6 tipos más comunes de emprendedores. ¿Cuál eres tú?

Categorías: Emprendedores,Home

Seguramente ya te hayas dado cuenta pero, por si no es así, te avisamos que no todos los emprendedores son iguales. Cada año son cientos las personas que se animan a poner en marcha su proyecto, y todas ellas son diferentes. Sin embargo, sí se pueden apreciar una serie de rasgos comunes.

Es precisamente esto lo que nos lleva a hablar de unos tipos o clases de emprendedores. Vamos a repasar los más habituales y sus características para que encuentres el perfil que mejor va contigo. Saber qué tipo de emprendedor eres, te ayudará a conocerte mejor y a analizar tanto tus puntos fuertes como los débiles.

El emprendedor visionario

Se identifica con la personalidad de Howard Hughes, que con tan solo ocho años ya había creado su primera emisora de radio. Un auténtico multiemprendedor que llegó a ser inventor, aviador y hasta industrial. Capaz de detectar una oportunidad de negocio a kilómetros.

Los emprendedores que encajan con este perfil son personas con poca o ninguna aversión al riesgo. No les da miedo lo desconocido y se dejan guiar siempre por la pasión y por su vocación. Se atreven con casi cualquier cosa y además son muy buenos comunicadores y altamente persuasivos, lo que les facilita las cosas a la hora de buscar posibles inversores, socios y hasta clientes. Su punto débil es que no pueden estar centrados en una sola cosa, cambian sus objetivos de forma constante.

Los emprendedores por necesidad

Emprender por necesidad tiene su lado bueno y su lado malo. A este tipo de emprendedor lo identificamos con la personalidad de Robinson Crusoe, porque es capaz de detectar las posibilidades que hay en el entorno y poner en marcha un proyecto que se adapte a él.

La personalidad de estas personas es cauta y con cierto temor al riesgo. De hecho, es posible que no lleguen a emprender nunca si no se ven en una auténtica situación de necesidad, aunque su idea sea buena. Eso sí, valoran mucho el esfuerzo individual y son capaces de detectar las buenas oportunidades. Su punto débil es que tienen cierta tendencia a dejarse llevar por el desaliento y se pueden llegar a rendir cuando llega un bache.

Seguir leyendo: Los 6 tipos más comunes de emprendedores. ¿Cuál eres tú?

Deja una respuesta