Cheerfy, el enemigo del último café en un restaurante

Categorías: Home,Startups

Hasta ahora muchas personas lo último que hacían en un restaurante era tomarse el café. Después de eso se ponía fin a la relación. De hecho, cerca del 80% de los consumidores no vuelve a comer donde lo ha hecho alguna vez. En ese espacio es donde Cheerfy pretende hacer negocio. El objetivo es generar fidelidad en el cliente y que los restaurantes o locales de restauración consigan no despedirse con un café. Simple.

El concepto de esta startup, desarrollada simultáneamente en Madrid y Londres, se basa en facilitar a los restaurantes la posibilidad de volver al trato cercano con los clientes; esto es usar las herramientas digitales para rehumanizar el contacto directo y ofrecer experiencias personalizadas.

La traducción, al margen del discurso oficial, se basa en lo siguiente: un cliente que vaya a un restaurante o local que tenga como cliente a Cheerfy (Grosso Napoletano, Vait o Lizarran en España) se conectará a la red wifi de esos locales y, a partir de ese momento, si lo decide, pasará a formar parte de la comunidad del establecimiento con el objetivo de recibir información personalizada.

¿Más spam en el móvil? Ese, evidentemente, es el primer pensamiento; pero tal y como cuenta el cofundador y CEO Carlos Gómez Vendrell a MERCA2, lo que precisamente quieren es huir de esa práctica de app móvil que inunda de notificaciones y promociones.

Al margen de tanta televisión y tanto fútbol, y chorreo de gigas para el móvil, Movistar también ha reforzado en paralelo su área de…

Así, a través del wifi del local se crea un perfil del cliente por medio del cual se podrá interactuar con él. La comodidad es que el cliente solo tendrá que registrarse la primera vez que visite el restaurante, momento a partir del que pasará a ser un miembro del club de ese restaurante o grupo de restauración y podrá recibir “de forma nunca invasiva”, vuelve a insistir Gómez Vendrell, mensajes personalizados, de forma automática y en tiempo real.

LO QUE DE VERDAD IMPORTA

Una vez llevado a cabo el proceso, el cliente podrá recibir al entrar en el restaurante un descuento, una invitación o sencillamente un saludo por el que se sienta reconocido. “Se trata de un paso más allá de la hostelería hacia el acercamiento al cliente”. Esa es la forma pragmática.

Aunque el pensamiento del consumidor vuelve a irse al “otra app más que me llenará el móvil de publicidad”. Pero Gómez Vendrell aclara que, en unas semanas, se desarrollará un sistema integrado en el wallet del móvil para tener la relación cuando se quiera con los locales o restaurantes. Y la comunicación a la inversa será solo en momentos puntuales o cuando el cliente vaya al restaurante.

Y CÓMO SE HACE NEGOCIO CON ESTO

Ahora que sabemos cómo funciona, toca preguntarse cómo hace negocio. En este caso, y como otras muchas startups, se trata de un fee por servicios. Lo curioso es que se trata de un pago unitario por servicio. Es decir, todos los clientes pagan lo mismo por Cheerfy, y luego a esperar que ellos cumplan con su parte y consigan que ese 80% de infieles se vaya reduciendo poco a poco y, el último café, solo sea uno más.

En cuanto al desarrollo de negocio de Cheerfy, lo hace en paralelo en España y Gran Bretaña, y a nuestro país llega de la mano de la aceleradora Red INNprende, como uno de los Retos Heineken de la Fundación Cruzcampo, a través de la cual ha contado con el apoyo de profesionales en innovación. Además, cuenta con el respaldo de Techstars Ventures (Uber, Twilio) y del grupo alemán Metro AG (Makro.). Así mismo ha sido reconocida internacionalmente por CB Insights o Deloitte, como compañía de referencia en la transformación del mundo retail.

Fuente: Cheerfy, el enemigo del último café en un restaurante

Deja un comentario