Así es el nuevo programa de microcréditos para emprendedoras

Categorías: Emprendedores,Home

Aunque todavía queda mucho por hacer, la brecha de género se va rompiendo poco a poco en materia de emprendimiento. El número de mujeres emprendedoras ha crecido de forma notable en los últimos años, si bien son las más jóvenes las que más se están animando a dar el paso de tener su propio negocio.

A pesar de las medidas de igualdad, para las mujeres sigue siendo complicado el acceso al mercado laboral, lo que lleva a muchas de ellas a tomar la decisión de coger las riendas de su vida y convertir un proyecto emprendedor en toda una realidad. Para animar a todavía más mujeres a tomar la decisión de emprender y ayudar a aquellas que ya han dado el paso, desde el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, en colaboración con MicroBank, se ha puesto en marcha un programa de microcréditos.

¿Qué es un microcrédito?

Es un producto financiero que consiste en el préstamo de una pequeña cantidad de dinero a personas que tienen mayor dificultad para acceder a las vías de financiación tradicionales. Suele tener una finalidad social, ayudando a la inclusión sociolaboral de determinados colectivos, como las mujeres y los jóvenes.

Los microcréditos se vienen usando a nivel mundial desde hace más de 40 años y con frecuencia implican la colaboración de entidades bancarias y Administraciones Públicas. Habitualmente son programas exitosos que contribuyen al desarrollo económico del país.

mujeres emprendedoras

Características de los microcréditos

Cada microcrédito es diferente y hay que prestar siempre especial atención a las características del que se va a solicitar, pero todos ellos comparten unas notas comunes que ayudan a entenderlos mejor.

El hecho de que sean “micro” ya nos pone sobre la pista de que las cantidades que se van a prestar van a ser pequeñas, pero lo suficiente como para poner en marcha un pequeño negocio o atender algunas de sus necesidades de financiación. Normalmente las cantidades prestadas oscilan entre 10.000 y 40.000 euros.

Se ofrecen en condiciones más beneficiosas que las que normalmente hay en el mercado. Suelen tener intereses más bajos, mayor facilidad en cuanto al acceso y en muchos casos están libres de comisiones.

Por otro lado, si hay algo que define al microcrédito es que no se exigen avales ni garantías personales. Esto lo hace mucho más accesible para aquellas personas que quieren poner en marcha su negocio pero no tienen demasiados recursos económicos propios. Y son productos versátiles, porque permiten financiar el inicio de la actividad, pero también se usan para la consolidación y la innovación.

¿Qué emprendedoras pueden recibir estas ayudas?

Pueden solicitar estos microcréditos aquellas emprendedoras que hayan iniciado su actividad en los tres últimos años. No obstante, se acepta que la actividad se haya iniciado en los cinco años anteriores si el destino del dinero es la consolidación del negocio y mejorar su competitividad.

Aunque en un principio son ayudas destinadas a personas físicas, también pueden solicitar estos microcréditos personas jurídicas en las que, al menos, un 51% del capital social esté a nombre de mujeres.

Para poder acceder al dinero es necesario que las emprendedoras presenten un plan de empresa y un informe de validación redactado por entidades que colaboren con el Instituto de la Mujer.

Hay que rellenar correctamente la solicitud y aportar los documentos solicitados, pero sin lugar a dudas el plan de empresa es lo más importante. Dado que no hay que presentar aval ni garantía personal de ningún tipo, la decisión sobre la concesión o no del micropréstamo se tomará en base al plan de empresa, de ahí la importancia de que esté bien elaborado y sea fácilmente entendible.

ayudas publicas para emprendedoras

Condiciones del Microcrédito Negocios Convenio Entidades

El plan está dotado con 4.000.000 de euros y las emprendedoras podrán acceder a un crédito cuyo importe máximo no superará los 25.000 euros. Con posibilidad de financiar hasta el 100% del capital solicitado con un tipo de interés fijo al 5,90%.

El plazo de amortización es de seis años, con un período de carencia de capital de hasta seis meses. Uno de los puntos fuertes de estas ayudas es que no hace falta presentar ninguna garantía real, lo que agiliza la tramitación y facilita el acceso a las interesadas.

Ayudas a emprendedoras para innovación

Una de las novedades de estos programas de ayuda a emprendedoras son los créditos destinados a innovación, para los que se ha creado una línea dotada con 500.000 euros.

Cada emprendedora puede solicitar hasta 50.000 euros como cantidad máxima, aunque la cantidad solicitada no puede superar nunca el 80% del coste total del proyecto. Se trata de microcréditos destinados a mujeres que necesiten el dinero para iniciar su actividad empresarial o que quieran consolidar su negocio, sin importar si son autónomas o están al frente de una microempresa.

En este caso el plazo de amortización se extiende hasta los siete años y hay 24 meses de carencia optativa.

empresarias

Ventajas de los microcréditos para emprendedoras

Los microcréditos para emprendedoras han dado muy buenos resultados en los últimos años, contribuyendo a la creación y desarrollo de negocios de todo tipo. A nivel social nos benefician a todos, ya que facilitan la puesta en marcha de negocios que generan riqueza y también empleo.

A nivel individual las emprendedoras que acceden a esta forma de financiación disfrutan de diferentes ventajas. La primera de ellas es que no es necesario presentar un aval, basta con demostrar la viabilidad del negocio a través de un plan de empresa.

Los intereses aplicados son fijos y más bajos de los que se aplican normalmente en el mercado,. Además, el pago de las cuotas suele ser flexible, puesto que se ofrecen varios meses de carencia.

Al final lo que se busca con estos microcréditos es que las emprendedoras lo tengan un poco más sencillo a la hora de conseguir la financiación que necesitan para poner su negocio en marcha o seguir desarrollándolo, por eso se intentan simplificar los trámites y los requisitos al máximo, para hacerlos lo más accesibles posible.

Si eres emprendedora o estás pensando en serlo, no dejes pasar esta oportunidad de obtener la financiación que te hace falta en condiciones muy favorables.

Deja una respuesta