Las administraciones públicas deben 7.500 millones a las pymes

Categorías: Home

(EFE) Las administraciones públicas en España, en especial los ayuntamientos, adeudan en torno a 7.500 millones de euros a las pequeñas y medianas empresas, comunicó hoy el director de la Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (Cepyme), Jesús Terciado.

Durante una reunión con periodistas en Bruselas, Terciado señaló que la morosidad es uno de los principales problemas que afrontan las pymes españolas, que tienen que esperar hasta 180 días de media para recibir los pagos por sus servicios o productos, cifra que se eleva hasta los 900 días en algunos sectores, como el farmacéutico.

El presidente de Cepyme valoró el segundo plan de pago puesto sobre la mesa por el Gobierno dotado con casi 2.700 millones de euros, pero indicó que “habrá que hacer un esfuerzo mayor”, dado que según sus últimos datos, las administraciones deben en torno a 7.500 millones de euros a las pymes.

 

Aplicar la directiva europea

Terciado recalcó la importancia de la aplicación de la directiva europea sobre morosidad para atajar este problema.

La Comisión Europea (CE) tiene intención de iniciar procesos de infracción contra los países que no hayan presentado su proyecto para la trasposición entorno a marzo o abril, según el representante de Cepyme.

España tramita ahora el decreto ley que limitará a un máximo de 30 días para el pago desde la entrega de los bienes a las administraciones públicas y a 60 días para aquellas transacciones que se efectúen entre empresas, señaló Terciado.

Agregó que la morosidad es uno de las tres áreas claves en las que Cepyme pide actuar en el corto plazo, las otras dos son la mejora de la financiación de las empresas y el fomento de la internacionalización.

 

Menos dependencia bancaria

La organización promueve que las pymes españolas dependan menos del crédito de los bancos, muy restringido desde el estallido de la crisis financiera, en favor de otros recursos como los fondos de capital riesgo, los mercados alternativos, los inversores “ángeles” o los sistemas colectivos de “crowdfunding”.

“En España no funciona el crédito bancario y creemos que hay mucho que hacer”, indicó Preciado.

Respecto a la internacionalización, Terciado señaló que las pequeñas y medianas empresas españolas cada vez miran más a los mercados extranjeros, una tendencia que consideró positiva, ya que señaló que las compañías que mejor han resistido la crisis han sido aquellas con relaciones comerciales fuera de España.

El empresario recalcó la competitividad que han ganado las empresas españolas debido a la moderación salarial y de los precios en los últimos años, lo que les da una situación de partida “óptima” para competir internacionalmente.

Otras medidas que Cepyme defiende es la simplificación de la carga burocrática a la que tienen que hacer frente las empresas para eliminar trabas a los emprendedores y ajustar la carga fiscal que soportan, por ejemplo a través de la vinculación del pago de la seguridad social y los ingresos de la compañía.

Terciado señaló que las medidas anunciadas recientemente por el Gobierno en beneficio de los emprendedores y de las pymes van en el buen camino aunque no son suficientes, lo que consideró comprensible debido a los esfuerzos de contención del déficit público puestos en marcha.

Deja un comentario