Las 7 cualidades para ser un gran líder

Categorías: Home,liderazgo

Los grandes líderes encuentran el equilibrio entre la previsión comercial, el rendimiento y el carácter. Tienen visión, valor, integridad, humildad y concentración junto con la capacidad de planificar estratégicamente y catalizar la cooperación entre su equipo.

Visión

“Los buenos líderes empresariales intuyen una visión, articulan esa visión, poseen apasionadamente la visión e implacablemente la llevan a cabo.” – Jack Welch

Los grandes líderes son visionarios… Pueden ver en el futuro.

Tienen una idea clara y emocionante de hacia dónde van y de lo que están tratando de lograr y son excelentes en la planificación estratégica.

Esta cualidad los separa de los gerentes. Tener una visión clara convierte al individuo en un tipo especial de persona. Esta calidad de visión cambia a un “administrador transaccional” en un “líder transformacional”.

Mientras que un gerente consigue realizar un trabajo, los grandes líderes inciden sorprendentemente en las emociones de sus empleados.

Coraje

“El coraje es justamente considerado como el principal de las virtudes, porque sobre él, todos los demás dependen.” – Winston Churchill

Una de las cualidades más importantes de un buen líder es el coraje. Tener la calidad del valor significa que usted está dispuesto a asumir riesgos en el logro de sus metas sin garantía de éxito. Debido a que no hay certeza en la vida o en los negocios, cada compromiso que tome y cada acción que realice conlleva un riesgo de algún tipo.

Entre las siete cualidades de liderazgo, el coraje es el rasgo externo más identificable.

Integridad

“Con integridad, no tienes nada que temer, ya que no tienes nada que ocultar. Con integridad, harás lo correcto, así que no tendrás culpa.”- Zig Ziglar

Todos los ejecutivos coinciden en la importancia de la honestidad total en todo lo que hacen, tanto interna como externamente.

El núcleo de la integridad es la veracidad.

La integridad requiere que siempre digas la verdad, a todas las personas, en cada situación. La veracidad es la base de la calidad de la confianza que es necesaria para el éxito de cualquier negocio.

Humildad

La humildad obtiene resultados. Larry Bossidy, ex CEO de Honeywell y autor del libro Execution, explicó por qué las características de liderazgo, como la humildad, lo convierten en un líder más eficaz:

“Cuanto más puedas contener tu ego, más realista eres acerca de tus problemas. Aprendes a escuchar, y admites que no conoces todas las respuestas. Muestras la actitud de que puedes aprender de cualquier persona en cualquier momento. Tu orgullo no se interpone en la forma de recopilar la información que necesitas para lograr los mejores resultados. No te impide compartir el crédito que necesita ser compartido. La humildad te permite reconocer tus errores.”- Larry Bossidy

Los grandes líderes son los que son fuertes y decisivos, pero también humildes.

La humildad no significa que seas débil o inseguro de ti mismo. Significa que tienes la autoconfianza y la autoconciencia para reconocer el valor de los demás sin sentirte amenazado.

Este es uno de los atributos o rasgos más peculiares de los buenos líderes porque requiere la contención del ego de uno.

Esto significa que estás dispuesto a admitir que podrías estar equivocado, que reconoces que no puedes tener todas las respuestas. Y significa que das crédito a lo que realmente se debe dar crédito.

Planificación estratégica

“La estrategia no es la consecuencia de la planificación, sino todo lo contrario: es el punto de partida.” – Henry Mintzberg

Los grandes líderes están pendientes en la planificación estratégica. Es otra de las fortalezas más importantes del liderazgo. Tienen la capacidad de mirar hacia el futuro, para anticipar con cierta exactitud donde van la industria y los mercados.

Los líderes tienen la capacidad de anticipar las tendencias, muy por delante de sus competidores. Preguntan continuamente, “Basado en lo que está sucediendo hoy, ¿dónde está el mercado? ¿Dónde es probable que esté dentro de tres meses, seis meses, un año y dos años?” Realizan esto a través de una planificación estratégica reflexiva.

Debido a la creciente competitividad, sólo los líderes y las organizaciones que pueden anticipar con precisión los mercados futuros pueden sobrevivir. Sólo los líderes con previsión pueden obtener la “ventaja del primer motor”.

Atención

“Las personas de éxito mantienen un enfoque positivo en la vida, sin importar lo que está sucediendo a su alrededor. Permanecen concentrados en sus éxitos pasados en lugar de sus fracasos pasados, y en los próximos pasos de acción que necesitan tomar, para acercarlos al cumplimiento de sus metas, en lugar de todas las otras distracciones que la vida les presenta.” – Jack Canfield

Los líderes siempre se centran en las necesidades de cada situación. Los líderes se centran en los resultados, en lo que debe ser alcanzado por ellos mismos, por otros, y por la empresa. Los grandes líderes se centran en los puntos fuertes, en sí mismos y en otros.

Se centran en las fortalezas de la organización, en las cosas que la empresa hace mejor en la satisfacción de los clientes exigentes en un mercado competitivo.

Su capacidad como líder para llamar a la atención y asegurarse de que todo el mundo está centrado y concentrado en el uso más valioso de su tiempo es esencial para el excelente desempeño de la empresa.

Cooperación

“Si tu imaginación te lleva a entender lo rápido que la gente concede tus peticiones cuando esas peticiones apelan a su propio interés, puedes conseguir prácticamente cualquier cosa que enga después.” – Napoleon Hill

Tu capacidad para hacer que todos trabajen y trabajen juntos es esencial para el éxito. El liderazgo es la capacidad de hacer que la gente trabaje para ti porque quiere hacerlo.

La regla 80/20 se aplica aquí:

El veinte por ciento de tu gente aporta el 80 por ciento de los resultados.

Tu capacidad para seleccionar a estas personas y luego trabajar bien con ellas diariamente es esencial para el buen funcionamiento de la organización.

Obtener la cooperación de otros mediante el compromiso de llevarse bien con cada persona es clave cada día. Siempre tienes una opción cuando se trata de realizar una tarea: Puedes hacerlo tú mismo, o puedes conseguir que alguien que lo realice por ti.

Deja un comentario